El Cabildo de Gran Canaria prevé que las zonas industriales de la Isla podrán crecer, a corto y medio plazo, un 60 por ciento y pasar de los diez millones de metros cuadrados actuales a 16 millones en total.

La previsión es una de las conclusiones extraídas del avance del I Plan Estratégico de Áreas Industriales de Gran Canaria, un documento en el que trabaja el Cabildo junto a los Ayuntamientos y empresarios para conocer la situación de los polígonos industriales de la Isla, informó la consejera de Industria de la Institución insular, Minerva Alonso.

El Cabildo apuesta por las zonas industriales como polos de atracción económica que precisan de infraestructuras modernas, bien dotadas y avanzadas para facilitar la instalación de empresas y la generación de empleo y actividad económica.

Además, la Institución insular destina una partida de fondos propios para intervenir en las áreas que requieren mejoras más urgentes y que tengan proyectos técnicos pendientes de ejecución por parte del ayuntamiento de su localidad.

Gran Canaria cuenta con 28 áreas industriales activas en las que cientos de empresas desarrollan su actividad económica, muchas de ellas con destacadas deficiencias, y que podrían aumentar en 26 más, la mayor parte compuestas por terreno urbanizable.

Los técnicos que elaboran el Plan consideran como área industrial prevista a todo aquel suelo delimitado en el planeamiento urbano como urbanizable con uso industrial y que, en muchos de los casos, ya están desarrollados en planes parciales, algunos de los cuales están pendientes de los permisos necesarios para comenzar las obras de urbanización en breve.

Mejor con entidades de conservación

El estudio determina que aquellos polígonos industriales que poseen asociación gestionada por una entidad de conservación son aquellas que presentan mejores condiciones para el desarrollo de la actividad económica, por lo que en breve serán constituidas tres nuevas entidades en polígonos de Gáldar y Telde.

El avance también destaca la incidencia de las áreas en el tejido económico insular y la relación entre su ubicación y los nodos de comunicación que constituyen las principales autovías, el aeropuerto o los puertos grancanarios, de forma que su cercanía ayuda a que estas áreas pasen a convertirse en parques empresariales donde se ubican edificios de oficinas, comercios y establecimientos de restauración.

Además, el avance del Plan presta atención a la integración en el paisaje y en el entorno debido a que las áreas industriales ya no son espacios traseros ni escondidos sino que cada vez están más visibles e incluso han quedado cerca de núcleos residenciales, por lo que su imagen adquiere especial relevancia.

A la presentación del avance del plan siguió una jornada técnica en la que representantes del Cabildo, de los ayuntamientos y empresarios debatieron sobre la situación de las actuales áreas industriales y las acciones de mejora a aplicar, divididos en cuatro grupos: zona noreste y medianía (Gáldar, Guía, Teror y Valsequillo), metropolitana (Las Palmas de Gran Canaria y Arucas), este (Telde e Ingenio) y sureste (Agüimes, Santa Lucía y San Bartolomé).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.