Las obras que el Cabildo de Gran Canaria está ejecutando en la carretera sur de La Aldea (CG-200) en el tramo de Tocodomán van a buen ritmo y han eliminado cualquier riesgo de desprendimiento, informó el consejero de Obras Públicas e Infraestructuras, Ángel Víctor Torres, tras una visita al municipio junto al alcalde, Tomás Pérez, y técnicos de ambas instituciones.

Se trata de un tramo de 50 metros de carretera a 2 kilómetros del casco afectado por la erosión de los arrastres y el agua de lluvia del Barranco de Tocodomán, y los trabajos incluyen la mejora del drenaje de aguas pluviales, en importante estado de deterioro, con la colocación de una tubo de 2 metros de diámetro y 26 de longitud, detalló el consejero.

La Consejería de Obras Públicas adjudicó la obra de mejora y ensanche por la vía de emergencia en el mes de noviembre tras el cierre de la salida norte por desprendimientos.

“Antes de empezar las obras el tramo sólo permitía el paso de un vehículo para ambos sentidos y ahora va a tener una vía amplia e incluso con un acceso peatonal”, añadió Torres.

El primer edil de La Aldea mostró su satisfacción por la actuación que está llevando a cabo el Cabildo, que otorgará mayor seguridad y mejorará la comunicación del municipio.

“Ha permitido desbloquear la situación de riesgo de quedarnos incomunicados también por el sur, pues se trata de una vía muy antigua que necesita mucha intervención y en la que no se actuaba desde hacía mucho tiempo”, añadió.

Las obras tienen un presupuesto de 270.000 euros y un plazo de ejecución de cinco meses en los que no habrá que cerrar la vía en ningún momento, aunque la intención del Cabido es reducir este plazo todo lo que permita la operatividad de los trabajos.

Mejora del paseo de la playa

Por otro lado el Cabildo inició hace un mes las obras del paseo marítimo de la playa de La Aldea a petición del Ayuntamiento para mejorar el estado ruinoso que presentaba y recuperar el perfil natural de la playa, detalló Torres en una visita a la obra junto a Pérez.

“A esta primera fase de los trabajos, con un presupuesto de más de 900.000 euros y un plazo de ejecución aproximado de 9 meses, le seguirán otras para recuperar una zona de acceso peatonal, ganar espacio para la playa y otras obras complementarias”, detalló el consejero.

Según Tomás Pérez el proyecto permitirá recuperar el perfil natural de la playa que en los últimos años ha retrocedido en muchos metros hacia el interior.

En la reunión que ambos dirigentes mantuvieron en el Ayuntamiento abordaron asimismo la viabilidad de otros proyectos como el acondicionamiento de márgenes y acerado de la carretera GC-200 desde el pueblo hasta la playa y el acondicionamiento de la misma vía en el tramo de Andén Verde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.