El Equipo Territorial de Policía Judicial (ETPJ) de la Guardia Civil del Puesto Principal de Santa María de Guía ha informado de la detención, el pasado 3 de mayo, de un joven, de 25 años de edad y de nacionalidad española, sin antecedentes policiales, como presunto autor de varios delitos contra la libertad e indemnidad sexuales de menores de edad, concretamente de alumnos suyos a los que impartía clases particulares de diferentes materias en una casa particular en Gáldar.

La detención se produjo después de que agentes de la Guardia Civil iniciaran una investigación el día 1 de mayo al relatar uno de los progenitores de una víctima, en compañía de sus hijos, una serie de supuestos comportamientos ilegales que atentaban contra la libertad sexual del menor de edad por parte de un profesor particular, según informó la Benemérita en nota de prensa.

Posteriormente, los agentes comenzaron una serie de gestiones y pesquisas policiales para esclarecer los hechos, pudiendo recopilar, entre otra serie de indicios, varias manifestaciones de menores de edad que habían sido alumnos suyos.

Asimismo, observaron varios detalles importantes, entre los que se encontraba el hecho que las víctimas no tenían relación alguna entre ellas, ya que tienen diferentes edades y acudían en horarios desiguales. Este y otros indicios llevó a los agentes a detener al docente el pasado día 3 de mayo.

En este sentido, el ahora detenido presuntamente realizaba actos y comportamientos descritos en los artículos 183 bis y 186 del Código Penal, ya que presuntamente hacía presenciar a los menores de edad actos de carácter sexual al mostrarles sus órganos y obligarles a hacer lo mismo, además de exhibir material de contenido pornográfico entre los mismos.

Finalmente, el detenido ha pasado a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Santa María de Guía.

Comentarios

  1. Lamentable el hecho, si es que es verdad. Respetemos la presunción de inocencia que recoge nuestra Constitución. No obstante, igual que no es albañil el que pone un bloque sobre otro, no es profesor todo aquél que se gane un dinerillo enseñando algo. Seguramente, si un estelero hubiese dejado hemiplégico a alguien, nadie diría que fue el traumatólogo. ¡Ya está bien de echar mierda sobre una profesión tan digna y sacrificada como es la del docente!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.