El barrio de San Isidro vivió este sábado su día grande. El día que todos los vecinos del barrio esperan con ansias durante 364 días y el que durante unas horas, todos los caminos conducen hasta su plaza. Este 6 de mayo San Isidro vivió su Romería en honor al santo patrón de los agricultores, quienes agradecidos le ofrendan lo mejor de sus cosechas al santo. 17 carretas y cientos de personas disfrutaron de esta jornada que, aunque bastante menos concurrida que en ediciones anteriores, fue del agrado de los asistentes.

Sobre las 17.30 horas partía desde la casa CIEL la comitiva, encabezada por el cortejo de honor de las fiestas, presidido por la princesa, Ainhoa García, y los Reyes, Cristian Medina y Daysi Moreno. Junto a ellos sus respectivas cortes de honor ataviadas con la vestimenta tradicional canaria. Tras ellos, la corporación municipal, encabezada por el alcalde, Teodoro Sosa, abría con la carreta del Ayuntamiento de Gáldar el desfile por la calle principal.

Una vez llegada a la Plaza, las campanas repicaban fuerte en lo alto y las puertas de la iglesia se abrían. Señal inequívoca de que el patrón asomaba después de un año para recibir a sus peregrinos. El primer edil fue el primero en realizarle la ofrenda del pueblo de Gáldar y tras él llegaban un sin fin de racimos de plátanos, cajas de cebollas, pimientos, pepinos y otros frutos de la tierra, acompañados de alimentos no perecederos, que la parroquia ya se ha encargado de repartir a través de cáritas interparroquial.

Allí, en la puerta de la iglesia, Antonio, Luis, Carmensa o Julio “el relojero”, entre otros ayudantes, se encargaban de organizar el reparto. Mientras, el inconfundible timbre de voz de Pepe García daba paso en el escenario a los trece grupos folclóricos llegados desde todas las partes de la isla. Uno de los más queridos la Agrupación Musical Harimaguadas, los anfitriones, quienes, como decía su director, Cristian, son incontables sus participaciones en la Romería Ofrenda. Un poco más abajo, por debajo del escenario, Talacha, Elena y otras ayudantes, a quien este año se le sumó Gema, la hija de Onofre, quien ya aprende las “mañas”, agasajaban a los grupos participantes con papas arrugás, plátanos y otros productos.

Y la ofrenda no paraba. La carreta de la Cooperativa Llanos de Sardina fue ejemplo de solidaridad, organizada por Vicente Montesdeoca, al igual que lo es cada año la carreta de “los de Isidro Martín”, quienes no solo se esmeran en el diseño de la misma, sino como nos decía su propio promotor, se preocupan en entregarle al santo los mejores productos cosechados en la finca familiar. También la carreta de El Roque, realizada de manera artesanal por Antonio Rodríguez, llegó cargada de racimos de plátanos, tirada por un buen ejemplar de yunta.

Y así vivía el barrio de San Isidro una nueva edición de su esperada romería, tratando de recuperar la familiaridad de antaño, con la gente de siempre disfrutando entre vecinos de la fiesta por excelencia.

Al caer la noche la ofrenda dio paso a la diversión con la taifa en la plaza, con la actuación de la A.F. Manantial, Flor Canaria y la Parranda Ya nos vamos de viaje, que se prolongó hasta bien entrada la noche.

galdaraldia.es les ofrece una galería de imágenes de la romería y también varios vídeos emitidos en directo a través de su perfil en la red social facebook, que a las pocas horas de su emisión alcanzaban las 4500 reproducciones.

ENLACE A LA GALERÍA DE IMÁGENES.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.