Soy Raquel Cruz, tengo dieciocho años y quería compartir mi historia con todos ustedes.

En el mes de Julio del 2017, gracias a la asociación IRAITZA tapones solidarios, mi familia comenzó el duro trabajo de recoger tapas con el fin de operarme, ya que nací con labio leporino y fisura palatina y esto conllevaba reunir al menos 50 toneladas para mi intervención en Barcelona, por eso una vez conseguido el objetivo quería demostrar el agradecimiento en nombre de cada uno de los miembros de mi familia a empresas, comercios y particulares que han participado en este acto solidario y han echo posible que hayamos conseguido estas toneladas en seis meses.

También quería añadir un último comentario, yo he conseguido mi meta, pero otros aún siguen en el camino, todos merecemos cumplir nuestras metas, y a veces para hacerlo se necesita un poco de solidaridad, lo que para ti es basura, para otros es un bien preciado, por eso te invito a seguir reciclando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.