El Ayuntamiento de Gáldar aprobó este jueves durante la sesión plenaria del mes de mayo la aplicación del superávit presupuestario del pasado año en obras financieramente sostenibles, una vez que el Ministerio de Hacienda aprobó el pasado mes de marzo un Decreto Ley por el que se permite a las entidades locales la reinversión de su superávit, a propuesta de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), reconociendo la buena gestión de municipios como el de Gáldar, que encadenan ya varios años de ahorro en sus cuentas.

La concejala de Hacienda, Valeria Guerra, recordó los buenos datos económicos registrados por el consistorio el pasado año, cuando se lograron más de 6 millones de euros se superávit y 5.074.818 euros de remanente de tesorería. Es precisamente esta cantidad la que el consistorio está autorizado a invertir al estar por debajo del máximo del 110% de deuda viva autorizado, concretamente, en un 54%, aunque se invertirán unos 4,4 millones en obras financiaremente sostenibles. Todo ello sin afectar a la regla de gasto ni el principio de estabilidad presupuestario.

En concreto, se van a invertir unos 2,9 millones de euros en el parque eólico de Botija, 463.000 euros en las obras del edificio de aparcamientos en San Sebastián, 300.000 euros en el Hotel de Ciudad actualmente en construcción en la Plaza de Santiago y 750.000 euros en el parque urbano de la calle Delgado.

Estas inversiones con cargo al superávit del pasado año, y cuyos importes ya estaban previstos en el presupuesto del presente año, permitirán liberar una importante cantidad del presente ejercicio para la elaboración de un plan de barrios con el objetivo de ejecutar obras de necesidad por todo el municipio.

Así lo explicó el alcalde, Teodoro Sosa, quien recordó las prácticas habituales de otras corporaciones que al llegar el periodo preelectoral endeudaban al consistorio solicitando créditos a los bancos para la ejecución de obras con fines electoralistas. El primer edil afirmó que hoy la situación es totalmente distinta y el consistorio ha podido venir trabajando durante los últimos años gracias a la buena gestión económica, pudiendo ahora afrontarse grandes inversiones en los ciudadanos sin la necesidad de recurrir al endeudamiento de la administración. Sin embargo, la aplicación del superávit en estas obras no contó con el apoyo unánime de la corporación, al abstenerse el PSOE y votar en contra el grupo Coalición Canaria y el único concejal del Partido Popular en el consistorio.

En la sesión abordó una moción del grupo socialista sobre la ampliación de la entrada a la calle Isaac Albéniz. El edil de Urbanismo, Heriberto Reyes, explicó que el Ayuntamiento ha adquirido parte de la parcela colindante con esta vía para proceder a su ampliación. Una vez concluido el trámite de modificado del Plan General para dar cobertura a la obra se podrá ejecutar para facilitar la entrada a esta vía, quedando con el ancho suficiente para circular en doble sentido y dar salida a través de ella a los conductores que bajen desde La Montaña por la calle Clavel.

La corporación aprobó igualmente la modificación del reglamento del mercadillo para adaptarlo a la nueva legislación europea; una moción de UxGC referente a los alumnos con trastorno del espectro del autismo y su inclusión en la escuela ordinaria, y otra del PSOE sobre el apoyo a las reivindicaciones de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos S.A. Con la abstención de la oposición se aprobó también la anulación de derechos que constan en presupuestos cerrados y las obligaciones contraídas por error como medida de actualización de la contabilidad municipal. Los turnos de ruegos y preguntas cerraron la sesión plenaria del mes de mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.