Los vecinos de la zona de El Calvario, entre el casco de Gáldar y el barrio de La Montaña, se reunieron este miércoles para celebrar el día de la cruz, que se celebra este 3 de mayo, con el tradicional enramado del crucifijo que se encuentra en la plaza del mismo nombre.

Sobre las 17 horas tuvo lugar la reunión de los vecinos para celebrar una merienda, a la que asistió el alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, el concejal de Cultura, Julio Mateo, y la concejala de Parques y Jardines, Pilar Mendoza. El alcalde tuvo palabras de agradecimiento para los vecinos por mantener vivas estas tradiciones de antaño, reuniéndose en una tarde de confraternización en torno a esta festividad. Sosa recordó que es El Calvario el origen del barrio de La Montaña, antes de la población de este a finales del siglo XIX, y queda acreditado en documentos antiguos donde queda reflejado el topónimo “El Calvario”.

Previamente, la noche de este martes, los promotores de la iniciativa, Paco Guzmán, familiares y amigos, se reunieron para engalanar la plaza con banderas, plantas y el enramado con flores de la cruz, obra de Rubén Pérez.

Este jueves la festividad se celebrará, como es tradición, en la cruz de Amagro y también en Barrial, donde a las 19.30 horas tendrá lugar la misa y posterior procesión del madero enramado con flores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.