Varios centenares de personas, entre vecinos y foráneos, participaron este sábado en la Bajada de la Rama en el barrio de Caleta de Arriba, en la costa que comparten los municipios de Gáldar y Guía. Desde la parte alta del barrio y recorriendo todas las calles de este pintoresco enclave de la costa norte de la isla, la rama se bailó a los sones de la Banda Gran Canaria con gran acierto por parte de la comisión de fiestas al mantener el horario instaurado desde 2017, pasado el mediodía para ganar en familiaridad.

Al grito de “agua, agüita, la rama está sequita”, los danzantes suplicaban por el líquido elemento refrescante, que era lanzado desde todas las azoteas y balcones del barrio, convirtiendo las calles en casi una prolongación de la marea.

Con una temperatura calurosa, y sobre las 14 horas, la comitiva llegaba hasta la playa, pasando por el refugio en el que se encuentra Nuestra Señora del Mar, a quienes los más devotos dedicaron sus ramas y el chapuzón refrescante en las aguas de Caleta.

Precisamente este domingo el barrio celebra su día grande, con el paseo marítimo de la imagen por la costa si la mar lo permite. A su regreso tendrá lugar la solemne función religiosa y la procesión terrestre de la imagen por las calles del barrio.

 

ENLACE A LA GALERÍA DE IMÁGENES.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.