Este lunes han dando comienzo las obras de derribo de los primeros 68 nichos del grupo 7 del Cementerio Municipal de San Isidro, llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Gáldar para proceder a su reconstrucción debido al mal estado de conservación de los mismos. El consistorio galdense ha llevado a cabo todos los trámites, autorizaciones y gestiones necesarias con las familias para el traslado de sus difuntos a nichos nuevos, y así poder acometer estas necesarias obras que se realizarán en dos fases, hasta concluir la reconstrucción total de los 154 nichos de este grupo.

El Ayuntamiento acomete esta actuación para solventar el deterioro y mal estado de este grupo de nichos y sustituirlos por nuevos, llevando a cabo antes del derribo, el traslado de los restos a los nichos de la zona nueva del camposanto galdense, con la previa autorización de las familias.

“Esta actuación se engloba en las diferentes mejoras llevadas a cabo en el Cementerio Municipal para tener en las mejores condiciones este lugar sagrado que visitan los galdenses periódicamente para honrar y recordar a sus familiares difuntos, por lo que merece las inversiones que sean necesarias para su perfecto estado”, señaló el alcalde, Teodoro Sosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.