Esta madrugada fallecía a los 89 años de edad, don Francisco Rodríguez Díaz, más conocido por Panchito, un referente de la Policía Local de Gáldar, donde ejerció de jefe de este cuerpo policial en determinadas épocas de su etapa profesional. Un hombre muy querido y recordado por sus compañeros que siempre destacó por su carácter cercano y por su sabiduría popular. El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, nada más conocer la triste noticia señaló que se ha ido un hombre que simboliza la imagen entrañable y querida que conservamos de los guardias municipales, un hombre muy apegado a su tierra, humilde y buena persona. Así lo recordó en días pasados con motivo del Día de la Policía donde por su delicado estado de salud quiso dedicarle un emotivo recuerdo.

El  alcalde quiso expresar en nombre de la Corporación Municipal, sus más sentidas condolencias a su familia, a su viuda María del Pino Viera Sosa y a sus cinco hijos, María de las Nieves, María del Rosario, Pino Delia, Carlos Javier y Francisco Rodríguez Viera, este último trabajador municipal y encargado de personal de Vías y Obras. Panchito era además hermano del Hijo Predilecto de Gáldar, concedido a título póstumo, el médico y ex concejal, Ignacio Rodríguez, y como él, estaba muy vinculado al sector agrícola y al cultivo del plátano en Gáldar.

Nació en Gáldar el 1 de octubre de 1929. Ayer cumplía precisamente 89 años de edad. El  Subinspector jefe de la Policía Local de Gáldar, José Quesada, juntos a los agentes que tuvieron la oportunidad de trabajar con él, le recordaban hoy de forma cariñosa y entrañable y aludían el buen humor que siempre desplegaba en su trabajo, muy cercano, con esas frases perspicaces que iniciaba siempre con la palabra “camarada..”

Su capilla ardiente ha sido instalada en el Tanatorio Municipal de San Isidro y su entierro tendrá lugar este miércoles 3 de octubre a las 12.00 horas. D.E.P.

Comentarios

  1. Ayer 3 de Octubre de 2.018 fue el funeral de mi padre (Francisco Rodríguez Díaz), cuyo traslado del tanatorio de San Isidro hacia la Iglesia de Santiago para dicha misa fue todo un acontecimiento de hermosos actos de la Policia Local de Gáldar hacia su persona.Durante el recorrido, en las equina, en las rotondas o al paso habían agentes que se cuadraban al paso del coche fúnebre y una de las cosas que más nos emocionó fue cuando a la altura del antiguo cuartel de la policía local, donde mi padre ejerció mas de 25 años aminoró la velocidad y comenzó a sonar la sirena a parte de ser ellos quienes cargaron con el féretro tanto en la misa funeral como durante su cristiana sepultura. En nombre de la familia Rodríguez Viera queremos agradecer este acto de buen hacer a todo el cuerpo de la Policia Local por tan Bonito Homenaje. Mil gracias de todo corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.