El Ayuntamiento de Gáldar ha iniciado el expediente de licitación de la obra “Área de Regeneración y Renovación Urbana del barrio de Becerril” que incluye el embellecimiento de este barrio galdense y la mejora de las 32 viviendas sociales de la calle Antonio Saavedra.  Para esta importante actuación el consistorio cuenta con un presupuesto de 958.500 euros con los que se mejorará la imagen de este barrio.

Cabe recordar que los Presupuestos Generales del Estado incluyeron una partida de 800.000 euros para las viviendas sociales de la calle Antonio Saavedra y la regeneración urbana de todo el barrio de Becerril, a través de la propuesta incluida por Nueva Canarias en el acuerdo alcanzado para este año con el Gobierno. El resto de la financiación, hasta alcanzar los 958.500 euros, procede de fondos municipales.

El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa Monzón, mostró su satisfacción por poder acometer esta obra que viene a dar continuidad a una iniciativa del grupo de gobierno municipal del Ayuntamiento galdense que se ha propuesto ir mejorando y adecentando todos los bloques de viviendas sociales del municipio.

Esta iniciativa se inició con el arreglo y pintado de las viviendas de La Enconada, financiadas por el propio Ayuntamiento; se continuó en las viviendas sociales de Barrial también con fondos municipales y con el apoyo de la Consejería de Vivienda del Cabildo; y está a punto de concluir el arreglo de las 104 Viviendas Sociales de San José Artesano en La Montaña incluidas en el ARRU (Áreas declaradas de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbana).

Las obras comenzarán tras la licitación de las obras de este proyecto que incluye, además de la rehabilitación de las viviendas sociales, las labores de rehabilitación y consolidación de los espacios urbanos existentes, tanto la mejora de las aceras, la accesibilidad y la renovación de las barandillas que tienen una presencia importante en el entorno urbanizado, con una doble función, la prevención del riesgo de caídas en los continuos desniveles que se generan, y la ayuda a la movilidad en los trayectos de elevada pendiente.

El proyecto contempla asimismo el cerramiento de las parcelas en el barrio de Becerril ya que  genera distintos impactos ambientales en el entorno, al carecer de enfoscado, revoco o pintura. Se logra por lo tanto con ello mejorar el impacto ambiental de las parcelas carentes de cerramiento, que derivan de forma inevitable en vertederos incontrolados, con el consiguiente riesgo para la salubridad y la seguridad.

En cuanto a las viviendas el proyecto permitirá mejorar todas las fachadas y adecentar todo el deterioro que ha ocasionado en sus estructuras el paso del tiempo, así como las zonas comunes de los inmuebles residenciales donde se ubica la intervención, que se identifican con los números de gobierno 1 a 8 de la calle Antonio Saavedra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.