Gáldar celebró este sábado su Noche de Vinos y Pinchos en la Plaza de Santiago, cerrando con esta fiesta unos días dedicados a la cultura del vino y a poner en valor el trabajo de las bodegas de Gran Canaria y de quienes mantienen viva la tradición de este cultivo en la isla. 

La Concejalía de Desarrollo Socioeconómico que dirige Agustín Martín Ojeda, hizo entrega de los premios a los mejores caldos elegidos en una cata a ciegas en el V Certamen de Vinos de Gran Canaria Joyas Enológicas 2019, donde en las categorías vino tinto barrica y en dulce y licoroso, triunfaron los del Norte.

Bodega Los Berrazales y Viña Amable, obtuvieron el  primer y segundo premio, respectivamente,  en tinto barrica; y en dulce, primer premio también para la  Bodega los Berrazales de Agaete. El segundo premio en esta categoría fue para Eidan Dulce.

Los miembros del jurado representados por las enólogas Mar Galván Romero y Nuria España Blanca, junto al alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa; Carlos Ruiz, consejero del Cabildo de Gran Canaria; el concejal del área, Agustín Martín; la experta en vinos de Gran Canaria y sumiller, Vanesa  Santana; y la presidenta de Fomento Gáldar, Rita Ramos, se sumaron al acto de reconocimiento y participaron en la entrega de los premios.

En Blanco Seco-Semiseco el primer premio recayó en Bodega Mogaren y el Segundo Premio recayó en Las Tirajanas Malvasía.  En la categoría rosado, el primer premio lo obtuvo La Montaña y el segundo premios Losoyos que también alcanzó el primer premio de Tinto Joven, mientras que el segundo premio fue a parar a manos de Bodega Ventura.

El público disfrutó de esta velada  en el mejor ambiente creado para una noche mágica donde el paladar descubrió los matices en cada sorbo de los vinos presentados a concurso y acompañando este producto con los pinchos elaborados por el sector de la restauración de Gáldar que ha ganado en estos años en variedad y calidad.

La música de Mixtura Cormática y Plátano Swing fue el tercer ingrediente de la noche para acompañar y amansar el ambiente creado para disfrutar de estos caldos tan especiales elaborados en pequeñas bodegas repartidas por toda la isla,

35 muestras de vinos en las distintas categorías participaron en este V Certamen que ha permitido comprobar la evolución en la calidad  de los productos de esta isla y que en breve tiempo, auguró el jurado,  podrán sorprender mucho más. Aunque el canario no es enólogo sino viticultor, está comenzando a aplicar prácticas enológicas que están favoreciendo mucho los vinos, señalaron.

Agustín Martín agradeció a todos los que siguen apoyando y manteniendo vivo este sector y de forma especial  a los viticultores de este municipio y comarca que han heredado la gran tradición y producción vinícola que existía antiguamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.