No hubo límite de edad para disfrutar de la Batalla de Flores en el día de Santiago en Gáldar. Pequeños, jóvenes y mayores dieron rienda suelta, sin mayor miramiento, a las ganas de lanzar con todas sus fuerzas las bolas de confeti que iban de un lado a otro, desde las aceras a las carrozas y viceversa, en una fiesta de gran tradición cada 25 de julio.

A las 19.30 horas, dio comienzo el desfile de carrozas por las calles principales del casco, y el público ya esperaba impaciente el colorido y musical recorrido que cada año desemboca en la esperada Batalla de Flores que volvió a llenar de animación a un  municipio en fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.