Han comenzado las obras de la rehabilitación integral de la Avenida de Sardina de Gáldar, una esperada e importante actuación que ha proyectado el Ayuntamiento de Gáldar con fondos propios y con financiación de los fondos Feder a través del Edusi Gáldar, para terminar de crear una gran zona de esparcimiento junto al mar, con nuevo mobiliario, terrazas, carril bici y todos los elementos propios de una moderna avenida. La empresa adjudicataria de la obra ha arrancado esta actuación con la ejecución de la nueva red de saneamiento que supondrá además la instalación de tuberías para la red de abasto y mejora de pluviales.

Cabe recordar que se trata de una actuación integral que cuenta con un presupuesto de 1,7 millones de euros que se financian con 1,2 provenientes de fondos Feder de la Unión Europea, logrados por el consistorio galdense a través del proyecto Edusi, y otros 564.000 de fondos propios del consistorio.

El ámbito de actuación de esta importante obra incluye una superficie de 11.500 metros cuadrados a lo largo de 680 metros lineales, y pretende integrar un gran espacio de esparcimiento diferenciado en varias zonas.

La primera, llamada “mirador”, es la conexión de la avenida de la playa con la calle Antonio Rosas. Aprovechando el desnivel de 15 metros sobre el nivel de mar, la intención es crear un gran mirador con la construcción de una plaza lineal, en la que se ubicará un pequeño parador fotográfico con el nombre de Sardina.

La segunda zona es la ampliación del paseo que se sitúa a la altura del bar “La Cueva”, con la instalación de una plataforma que amplíe en unos 85 centímetros el paseo hacia el mar, con el objetivo de permitir la circulación y el tránsito de peatones y el carril bici con seguridad.

La zona 3 incluirá una zona de ejercicios y la zona 4, a la altura del muelle de El Prisma, un solárium para el disfrute de los bañistas. La siguiente zona, la cinco, ubicada entre los edificios existentes estará destinada al aparcamiento de vehículos. En todo este ámbito se ampliarán las zonas verdes con especies vegetales propias de ambientes marinos.

Por último, la zona seis estará dedicada a la restauración y a la zona de buceadores.

En todo el ámbito de actuación se instalará nuevo pavimento y se revestirán los muros que dan hacia el mar con el objetivo de mejorar su estética. 

Con el galardón de la Bandera Azul en los últimos años y con las actuaciones para mejorar la accesibilidad y los servicios en esta zona de baño, la Playa de Sardina aspira con esta importante inversión a convertirse en un auténtico lugar de esparcimiento para ciudadanos y visitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.