El Ministerio de Cultura  ha destacado que el Instituto que coordinará la gestión del Patrimonio Mundial de Risco Caído y las Montañas Sagradas y la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria es un caso pionero en España y un modelo a reproducir en los territorios nacionales en los que coinciden varios reconocimientos de la Unesco.

Así lo explicaron hoy el presidente del Cabildo, Antonio Morales, y el experto en la Unesco Pedro Marín tras la 33 reunión de seguimiento mantenida en Tejeda, donde el presidente adelantó además que cualquier explotación agrícola en la cumbre insular tendrá plenamente garantizado el abastecimiento de agua. 

El encuentro se celebró por primera vez en el Centro de Información del Patrimonio Mundial abierto en el casco de Tejeda, donde el presidente también se reunió con los alcaldes de Tejeda, Artenara, Gáldar y Agaete, así como con representantes empresariales de la cumbre, para informarles con detalle del funcionamiento del Instituto insular, que permitirá “dar un impulso extraordinario” tanto al Patrimonio Mundial como a la Reserva de la Biosfera gracias a ese funcionamiento “coordinado” que no diluye sus autonomías.  

El modelo de instituto aprobado por el Consejo de Gobierno del Cabildo, y que irá a un próximo pleno insular para su aprobación definitiva, no existe en España y además hay muy pocos ejemplos a nivel mundial a pesar de tratarse de una recomendación explícita de la Unesco. 

Marín, coordinador del expediente de Risco Caído, también destacó que el Instituto permite optimizar los recursos de los administradores públicos de las figuras amparadas por la Unesco, en este caso del Cabildo de Gran Canaria, y evita “ineficiencias y duplicidades” a las que se tienen que enfrentar en otros lugares de España y del mundo. 

La hoja de ruta que establece la Unesco para los sitios inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial incluye determinaciones específicas en la gestión integrada, la participación ciudadana, el turismo sostenible y el agua, un elemento clave para revitalizar la cumbre de Gran Canaria, aspecto que ocupó parte de la reunión, que también contó con los consejeros de Presidencia, Teodoro Sosa, y de Sector Primario, Miguel Hidalgo, y con las consejeras de Política Territorial, Inés Miranda, y de Vivienda, Concepción Monzón, además de técnicos de todas las áreas.

El Consejo Insular de Aguas presentó el plan hidrológico para el Paisaje Cultural y las medianías que permite “asegurar que en estos momentos cualquier persona que quiera cultivar tiene agua”, informó Morales en referencia a este planeamiento cuya pieza clave es que permitirá establecer un sistema de intercambios con las redes situadas en la costa “para que el agua de las cumbres y las medianías se quede ahí”. 

Este plan hidrológico se sustenta en acuerdos ya firmados con heredades y propietarios de la red ya existente de depósitos y canalizaciones de agua, infraestructuras que serán objeto de actuaciones de rehabilitación y mejora en los casos en que resulte necesario una vez se apruebe definitivamente el documento y se cuente con un censo detallado de las infraestructuras y de su estado de conservación.   

Cumplimiento de las recomendaciones de la Unesco
Morales precisó que las recomendaciones de la Unesco quedarán “totalmente cubiertas en el plazo de un año” con el plan hidrológico, la próxima aprobación de la estrategia de sostenibilidad turística, en la que se trabaja desde hace meses, la apertura del Centro de Gestión e Información en el núcleo del Paisaje Cultural y las políticas de participación ciudadana. 

El presidente avanzó que la inauguración de la réplica exacta del marcador astronómico de la cueva número seis de Risco Caído tendrá lugar finales de febrero o principios de marzo, pues la empresa autora del facsímil, Factum Arte, completó el pasado día 20 su instalación en Artenara y ya se acometen los trabajos relacionados con la accesibilidad, la sonorización y la proyección de la simulación del efecto lumínico. 

Igualmente, el Cabildo de Gran Canaria mantiene activa la política de conservación de los valores arqueológicos del Paisaje Cultural que incluye la adquisición de cuevas y labores de conservación como la recientemente finalizada en la cornisa del yacimiento de Risco Caído para evitar filtraciones de agua con una inversión de 37.000 euros a la que se sumará en breve una actuación para la mejora de los caminos de este entorno icónico, interveción que supondrá una inversión que rondará los 500.000 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.