Miles de vecinos arroparon este jueves desde sus casas el concierto extraordinario de las Fiestas Mayores de Santiago ofrecido por la Banda Municipal de Música de la Real Ciudad de Gáldar desde el Polideportivo Municipal Juan Vega Mateos, en un escenario de 500m2,  y emitido en directo por las redes sociales y medios locales. Faltó el calor del público, pero no el sentimiento,  el orgullo al escucharles, el que cada año en la Plaza de Santiago los vecinos le demuestran incondicionalmente.

En su lugar una representación de las familias de los componentes, junto al alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, el concejal de Cultura, Julio Mateo, y concejales del consistorio fueron testigos directos de este concierto especial. Mientras en los hogares galdenses se disfrutaba del buen hacer de esta agrupación musical de más de un siglo y medio de historia.

Un concierto excepcional como las circunstancias que han motivado que esta cita de la Banda Municipal en las Fiestas Mayores de Santiago fuera de forma virtual. Pero ni las restricciones del covid19 impidieron que esta señera formación, con toda la logística, el soporte técnico y audiovisual que aportó el Ayuntamiento de Gáldar, ofreciera lo mejor de sí y ese bagaje musical que la han convertido en todo un referente dentro y fuera de la comarca Norte de Gran Canaria.

Comenzaron con los temas conocidos de Deep Purple y de ahí el repertorio popular del Dúo Dinámico y del grupo sueco Abba, que una vez más dejaron claro que la música no entiende de idiomas.

Bajo la batuta de Rubén Guerrero Ortiz, los componentes de la Banda Municipal hicieron mover en sus casas y en las gradas a su público fiel con el rock de Bon Jovi haciendo tararear It´s my life o Livin´ on a prayer.

Presentado en directo por Roberto Herrera, fue dando paso a los diferentes bloques  recordando al púbico la historia de esta formación musical. Y llegó el turno para los temas del siempre recordado Nino Bravo: América, un beso y una flor, Libre, sonaron entre otros temas en la noche de este inolvidable 23 de julio.

No pudo faltar el homenaje a las familias que han sufrido la pérdida de un ser querido, de forma especial, en esta pandemia. Y por ellos interpretaron el famoso “Resistiré” como himno de la lucha contra el coronavirus. Además, la propina eligiendo a Queen y Europe con sus temas “The show must go on” y “The final Countdown”.

Y para acabar por todo lo alto, siguiendo la tradición, los músicos disfrazados y sonando Village People.  Un concierto ideado para disfrutarlo en familia, en casa, que logró su objetivo y no fue otro que lograr que nada haga perder las tradiciones mantenidas a lo largo de los años, como las fiestas, expresión de los valores y los sentimientos, los mismos que vibraron en cada hogar galdense al escuchar a nuestra Banda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.