El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, acompañado de los concejales de Vías y Obras y de Medianías Agustín Mendoza y Carlos Ruiz, respectivamente, visitó este jueves la conclusión de las obras del nuevo vallado en El Tablado de Juncalillo que mejora la seguridad y accesibilidad de los vecinos de esta zona de los Altos de Gáldar.

En total han sido instalados 170 metros lineales de valla, realizada en la carpintería municipal con madera tratada en autoclave, resistente a las inclemencias meteorológicas y que se integra en este entorno de las medianías.

Este nuevo vallado mejora considerablemente la seguridad al transitar por el camino que alcanzan un desnivel de varios metros en algunas zonas, respondiendo a las demandas de los vecinos de la zona, y además contempla la mejora en el acceso a las cuevas y viviendas existentes.

Asimismo ha sido instalado el mismo vallado en la zona de Cueva Oscura, en un tramo de diez metros de un camino rural que sale a la iglesia de El Hornillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.