Este lunes Gáldar conoció la triste noticia del fallecimiento de Manolo Corujo la inconfundible voz de la emblemática orquesta galdense Los Zotos, que recorrió la mayoría de escenarios y plazas de toda la provincia de Las  Palmas,  desde la década de los 70, amenizando las  verbenas  y fiestas de cada municipio. Hoy el alcalde de su ciudad natal Gáldar, Teodoro Sosa, quiso expresar sus más sentidas condolencias  a toda su familia y a sus amigos, por la pérdida de un hombre que fue carismático sobre el escenario, con una profunda voz que llegaba a la gente y no dejaba a nadie indiferente y  a quien recordó con su eterna sonrisa y su pasión por la música, un gran vocalista que quedará en el recuerdo de muchas generaciones de galdenses.

Manuel Corujo Medina formó parte de Los Zotos desde 1972 hasta 1993, 21 años siendo la voz de esta popular orquesta que hizo bailar con sus canciones a un público siempre entregado. “Nada más subir al escenario, Manolono paraba , se movía de un lado al otro, con una voz que atrapaba y siempre con la intención de que su público disfrutara”, así lo recordaba hoy cariñosamente su compañero en la orquesta Nicolás Montesdeoca quien no olvida todavía hoy la potencia de su voz interpretando los temas de sus admirados Basilio o Nino Bravo.

El Ayuntamiento de Gáldar  le invitó como solista al Festival Musical Agáldar en el que participó en las ediciones de 2014 y 2015 , en ellas pudo cantar junto a su admirada Banda Municipal de Música, dejando al público boquiabierto con la entrega, la pasión y esa voz curtida de tantos escenarios,  haciéndoles viajar al pasado más reciente de los bailes en la Plaza y en el Casino de Gáldar.También como invitado participó en varias ediciones de Voces de Gáldar.

Se apagó la voz de Los Zotos, pero sus canciones seguirán resonando instaladas en la memoria colectiva de los galdenses y esa voz auténtica que marcó como nadie el fenómeno de las orquestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.