Gáldar guardó este miércoles un minuto de silencio en señal de repulsa por el asesinato en Las Palmas de Gran Canaria de una mujer de 85 años, presuntamente a manos de su hijo; un asesinato que ha sido condenado como violencia de género, según lo establece la ley canaria. Se trata de la primera víctima de violencia de género en las Islas en lo que va de año.

El acto estuvo presidido por el alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, y la concejala del área de Igualdad, Ana Teresa Mendoza, quien pidió a los asistentes adherirse con un respetuoso minuto de silencio a esta condena a la que también se sumó una representación de la Corporación y empleados públicos municipales en las puertas de las Oficinas Municipales de la calle Capitán Quesada. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.