El grupo de gobierno municipal augura que en el próximo mandato se podrá eliminar la deuda municipal

Con un pleno monográfico, el Ayuntamiento de Gáldar aprobó hoy inicialmente sus presupuestos económicos para el próximo año 2022, con una previsión de ingresos de 31.660.637,16 euros, lo que significa un 2,11% más que en el ejercicio anterior, y una previsión de gastos de 29.458.562,72 euros, lo que supone un resultado presupuestario de 2.202.220 de euros, y un ahorro neto de 5.323.698,96 euros.

El grupo de gobierno municipal aprobó este ejercicio económico destacando que en un momento tan difícil como el que estamos viviendo se ha logrado redactar un presupuesto “con sensatez, gastando lo que podemos y sin tirar la casa por la ventana, con responsabilidad fiscal, sin subir los impuestos ni las tasas municipales, pero con una fuerte apuesta en las políticas que van directas al ciudadano”.

La concejala de Hacienda, Valeria Guerra, fue la encargada de ofrecer todos los datos y cifras del ejercicio económico del próximo año, y destacar que es importante que el 75% del gasto en el presupuesto tendrá repercusión directa sobre el ciudadano lo que significa 21,9 millones del capítulo de gastos. Y además, realzando que el volumen de inversiones en Gáldar asciende a 50.2 millones de euros, o lo que es lo mismo 2.070 euros de inversión por habitante, una cifra que habla por sí sola.

La concejala destacó que se ha hecho un esfuerzo importante por aumentar en un 38% las ayudas de carácter social , deportivas y vecinales, y además por seguir aumentando las áreas de servicios sociales y políticas del mayor en un 16,47% , aparte del coste de personal de estos programas.

“Y además logrando seguir reduciendo la deuda, cuya previsión para el próximo año será de 11.470.000 euros”. Para ser más explícita señaló que en 2011 “estábamos con una deuda 32 millones y en 2022 alcanzaremos los 11,4 millones de euros, hemos amortizado un 65% de la deuda, siendo el objetivo para el próximo mandato es que ya no existe deuda”.
Otro dato de interés es que los pasivos financieros para el 2022, la previsión es de 1.052.842, 72 euros, un aumente importante, “hemos mejorado las condiciones de la deuda pero al mismo tiempo pero hemos adelantado las amortizaciones”.

Entre las líneas principales del ejercicio, hizo hincapié en que se mantienen en el próximo ejercicio los 500.000 euros para la puesta en marcha de un plan de empleo y, además, el grupo de gobierno municipal incorpora al ejercicio económico, de los fondos del remanente de tesorería, un total de 3 millones de euros para la ejecución de un Plan de Barrios y por otro lado, con subvención del Cabildo de Gran Canaria, otros 3,4 millones de euros para un Plan de Barrios específico en medianías.

“Hemos hecho un esfuerzo para seguir incrementado la partida destinada a servicios sociales y subvenciones en un 38% y además este año se incorpora una partida para becas de 40.000 euros”.

El alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, intervino para destacar que con sensatez se ha logrado un presupuesto con capacidad inversora superior a la de otros años, gastos corrientes también superior al ejercicio anterior, con aumento de transferencias corrientes para sectores sociales , entidades deportivas, culturales, “algo más expansivo pero con sensatez porque tenemos una deuda municipal que debemos ir reduciendo hasta que pueda desaparecer en el próximo mandato”.

“Seguimos cerrando con superávit y eso es lo importante porque no podemos perder de vista que sin resentir los servicios, seguimos pagando religiosamente a los bancos y proveedores”, explicó.

Tenemos en ejecución más de 50 millones de euros en licitación de obras reiteró el alcalde, un ahorro neto de más de cinco millones de euros y un remanente de más de seis millones de euros, esa bolsa común final que seguirá incrementando al finalizar 2021.

Sosa destacó que habrá más seis millones de euros de obras dentro de los dos Planes de Barrios y que se atenderá todas las demandas necesarias en las diferentes áreas.

En resumen, se refuerzan todas las partidas con necesidades en la ciudadanía, se van a dedicar 22 millones de euros en políticas activas de atención ciudadana, una menor presión fiscal, bajando la deuda histórica, cerrando con superávit y ahorro neto, un presupuesto dijo con los pies en la tierra, luchando por lograr financiación y con una capacidad inversora histórica”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.