Por María Victoria Padrón Martinón

‘Enclaves urbanos y retratos’, de Geño Aguiar, se abrirá al público desde el próximo miércoles 20 de abril (a las 19:30) al jueves 5 de mayo (lunes cerrado) en el Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria. El Doctor Juan Sebastián López García, Director Insular de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria, será el introductor de la Exposición.

La ubicación de nuestros recuerdos en el tiempo y en el espacio es uno de los acertijos que cualquier ser humano ejercita, intentando acotar el periodo de sus vivencias en situaciones específicas.

Estos “enclaves”, a los que alude el artista Geño Aguiar en su próxima exposición en el Gabinete Literario (miércoles 20 de abril, a las 7:30 de la tarde), se remiten a los recuerdos y hechos acaecidos en el itinerario que por las calles de Vegueta, Gáldar o Arucas, ha realizado el artista desde su niñez hasta el presente.

Recorridos por el Gabinete Literario, Travesía de Hurtado de Mendoza, Palacio Quegles, Plaza Cairasco, Plaza del Espíritu Santo, Calle de la Pelota, Catedral-Plaza de Santa Ana, Kiosco y Ermita de San Telmo, en el ámbito de Las Palmas de Gran Canaria, así como dos perspectivas de la Iglesia de Santiago de Gáldar, y su Plaza, Calle Gourié e iglesia de Arucas, conforman la parte arquitectónica de las imágenes.

La exposición asimismo se nutre de quince retratos. Doce de ellos corresponden a personas vinculadas con el mundo cultural, ya sea arte, música, literatura, enseñanza, periodismo, investigación… Completan esta temático tres Pescadores anónimos.

Finalmente, Mano, y Niña y ancianas, son la expresión del academicismo que Geño Aguiar reivindica en esta muestra.

La técnica de plumilla a tinta china empleada sobre papel Canson ha sido empleada por el artista en paralelo a la estética del artista japonés Katsushika Hokusai, fallecido en el siglo XIX, cuya influencia enriqueció las corrientes impresionistas (Monet, Manet, Renoir… ) y post-impresionistas ( Gauguin, Van Gogh…), a caballo entre los siglos XIX y XX.

El fluctuante mundo visible es modelo para la obra de Geño Aguiar, en pos de la ondulación del trazo de su plumilla Tachikawa Maru-soft 280, con la que consigue un latido de vida en cada trazo de tinta, donde la línea recta es parte predominante, así como la realización de la línea curva y, de forma difusa, la espiral.

Estos son los rasgos esenciales que caracterizan la técnica empleada en la presente exposición, estableciéndose una relación dinámica en el resultado de la misma. En definitiva, Geño Aguiar intenta captar la fuerza vital del ukiyo-e, que genera gran fuerza expresiva y, asimismo, la simulación del volumen y relieve mediante una ilusión óptica.

Todos hemos jugado tirando piedras en el agua estancada. Esta es la idea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.