Un abarrotado Teatro Consistorial de Gáldar acogió este jueves la presentación del libro ‘D. J. Leacock. El inglés que amaba la montaña’, obra de Augusto Álamo y de Sergio Aguiar. Los dos autores realizaron un arduo trabajo de investigación por varios de los países que recorrió este Hijo Adoptivo de Gáldar y figura trascendental en la historia del noroeste del siglo XX, fruto del cual es la obra editada por Mercurio Editorial y con prólogo de Nicolás González Lemus.

El libro está estructurada en 22 capítulos y 7 anexos documentales, con un total de 482 páginas y 507 fotografías e imágenes. Este trabajo permite conocer la historia de la familia Leacock y de sus empresas, desde su llegada a Madeira en 1741, hasta el fallecimiento en el año 1980 del último miembro de esta familia residente en Gran Canaria: David John Leacock.

El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, felicitó a los autores por la obra y resaltó que es “necesaria y hace justicia a una personalidad trascendental en la historia del siglo XX del noroeste de Gran Canaria”. Asimismo, recalcó que las exhaustivas investigaciones realizadas permitirán “que los muchos que conocemos su historia descubramos nuevos detalles de una vida muy interesante y a los que no le conozcan este libro les permitirá descubrirlo en toda su amplitud”.

El primer edil resaltó la influencia en Gáldar de una figura que trascendió a toda la comarca. “Facilitó de forma gratuita material y maquinaria para la construcción de la piscina de El Agujero, donde tiene una plaza a su nombre. Cedió los terrenos donde hoy se encuentran los túmulos aborígenes de La Guancha, colaborando además con la conservación del túmulo de Bocabarranco”, indicó, y además recordó que uno de sus hijos, Richard, a la postre famoso director y productor de cine, grabó parte de su primera película en la playa de El Agujero. También subrayó que “con su muerte llegó uno de los principales gestos por los que será recordado al legar sus fincas a once de sus trabajadores de máxima confianza, pues pensaba que la tierra era para quien la trabajara”.

Julio Mateo, concejal de Cultura y Fiestas, recordó que “junto con David Leacock y la colonia británica llegaron nuevas ideas culturales, una corriente ilustrada de Europa que sirvió también para transformar nuestra comarca”. “La tradición que generó en el norte de Gran Canaria sigue viva, lo vemos en la toponimia y en muchos edificios que siguen llevando el nombre de Leacock en sus fachadas. En el propio Museo Agáldar de Historia de la Ciudad tenemos recogida en una de las salas gran parte de la historia de Mister Leacock e incorporaremos a los fondos del museo la obra que aquí presentamos”, anunció.

Augusto Álamo, coautor del libro, destacó que “David siempre tuvo un gran afecto y una gran gratitud por Gáldar y por su gente” y subrayó “que contribuyó en los gastos de las Fiestas de Santiago y donaba comida para la población”. Después de salir de España de forma precipitada por la Guerra Civil en 1936 “no sabe que no regresará a ver su montaña hasta 1963, soportando durante ese tiempo un doloroso exilio en el que tuvo traumáticas añoranzas de su amada montaña pero siempre mantuvo la ilusión por verla de nuevo. De ahí surgió el título del libro: ‘El inglés que amaba la montaña’. 

Amado Moreno, periodista galdense que entrevistó a David Leacock y a miembros de su familia, dedicó unas palabras a la vida del inglés y a la obra. “Es un soberbio trabajo de investigación acerca de esta figura que contribuyó al desarrollo de la comarca y soportó los rigores de un régimen político en España por su pensamiento político opuesto”, indicó. El acto fue completado con vídeos de descendientes de David John Leacock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.