Centro de producción de energía solar sobre la cubierta del polideportivo municipal Juan Vega Mateos.

Desde agosto de 2010, cuando comenzaron a funcionar, las 1.392 placas solares instaladas por el actual grupo de gobierno en distintas dependencias municipales han generado energía por valor de 520.741,40 euros, que se están destinando al pago de las deudas contraídas por los grupos de gobierno anteriores, mejorando incluso las condiciones financieras de sus créditos.

Los nuevos centros de producción de energía fotovoltaica, cuya gestión fue adjudicada en concurso público a la empresa Gesvolta 21 S.L, están ubicados en el depósito de agua de La Montaña, una nave municipal, las piscinas municipales y en el polideportivo municipal Juan Vega Mateos. La empresa se encarga de gestionar el control de producción, el mantenimiento de las placas y la medición y facturación de energía a Endesa.

Así, el centro de producción del depósito de La Montaña y el de la nave municipal generan cada año más de 30.000 euros cada uno, seguidos de más de 40.000 euros en las piscinas municipales y otros más de 50.000 euros en el polideportivo municipal. Además, la inversión inicial para su instalación fue a coste cero para el Ayuntamiento de Gáldar: se aprovechó una subvención de más de 1,2 millones de euros del Cabildo de Gran Canaria a través del Plan del Norte en la legislatura 2007-2011.

Los ingresos generados a las arcas municipales con esta fuente de energía renovable están sirviendo para aminorar las deudas generadas por los grupos de gobierno anteriores. Entre otros, ya se ha podido amortizar más de la mitad del capital pendiente de un crédito firmado con La Caixa el 24 de octubre de 2002, siendo alcalde Demetrio Suárez, de más de 1,5 millones de euros solicitados a menos de seis meses de las elecciones del 25 de mayo de 2003 en las que Suárez perdió el poder.

Este millonario crédito fue vinculado a los ingresos de la energía producida por estas placas solares, lo que permitió que con esta garantía la entidad financiera mejorara las condiciones del mismo, manteniendo además un interés de tan sólo un 2,86%.

Esta inversión sostenible del Ayuntamiento de Gáldar comenzará a repercutir positivamente en las arcas municipales cuando queden saldadas sus deudas históricas, suponiendo un ingreso anual de cerca de 200.000 euros.

Nuevos costes para el Ayuntamiento de Gáldar: el polémico impuesto al Sol de Soria (PP)

Pero no todo han sido buenas noticias para estas nuevas placas solares instaladas por el Ayuntamiento de Gáldar. Desde que el ministro de Industria y Energía canario José Manuel Soria (PP) llegó al Gobierno de España, no ha dejado de tomar decisiones para intentar reducir los beneficios de las energías renovables. En concreto, su nuevo impuesto al Sol, que grava la producción anual de energía quedándose con un 7%, ha supuesto para el Consistorio un coste adicional desde 2013, cuando el nuevo impuesto entró en vigor.

A esto hay que añadir la decisión del nuevo organismo regulador, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), de permitir a Endesa repercutir a los productores un supuesto coste del volcado a la red de la energía producida por estas placas solares. Por si fuera poco, la multinacional energética española, con el monopolio eléctrico en Canarias, tampoco ha pagado nunca las facturas con celeridad: de los 3 meses de retraso iniciales, ahora la eléctrica ha establecido un nuevo sistema en el que sólo paga el 25% de la energía producida a mes vencido y deja el otro 75% pendiente de futuras regulaciones cuyo pago se llega a retrasar hasta más de medio año, con la excusa de que necesitan cubrir sus costes.

En este sentido, en el pleno ordinario de abril de este año, el grupo de gobierno aprobó una moción en la que solicitó al Ministerio de Industria la supresión de este polémico impuesto al Sol y la restitución del sistema de abono mensual de la producción al 100%, ya que el desfase de tres meses y la bajada del porcentaje de abono mensual por parte de Endesa suponen un agravio económico para el Consistorio.

En la moción, el grupo de gobierno defendió que “este cambio de reglas de juego impuesto por el PP perjudica a nuestro Ayuntamiento y a los galdenses, ya que debemos soportar costes financieros y nuevos desajustes en los cobros de tesorería que de ninguna forma son imputables a quienes apostamos por este tipo de inversión en energías renovables y limpias, además de ver reducidos los ingresos al tener que pagar el 7% de nuestra producción a la Hacienda Estatal”, denuncian.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.