La citada calle es desde que se amplió hace unos años una de las vías más transitadas del barrio, ya que muchos conductores procedentes de Sardina circulan por esta zona en dirección a San Isidro y otros barrios del municipio. Los vecinos denunciaban que en muchas ocasiones se ocasionaban conflictos entre conductores al no tener la vía el ancho suficiente para acoger a dos vehículos circulando además de los que se encuentran aparcados, por lo que solicitaban que quedara la vía en un solo sentido de circulación, propuesta que ha sido atendida por la concejalía de Tráfico del Ayuntamiento galdense, que dirige el propio alcalde.

Otra de las denuncias vecinales consistía en la gran velocidad a la que, según denuncian, circulan algunos vehículos por la vía, situación que quedará zanjada con la instalación de unas bandas reductoras de velocidad que impida circular a más velocidad de la permitida en la vía.

Los vecinos de la zona, en declaraciones a galdaraldia.es, han quedado satisfechos con las medidas consensuadas con el consistorio y esperan que sean ejecutadas a la mayor brevedad posible.

Comentarios

  1. A ver si esos responsables del trafico,se dan tambien una vuelta por otras zonas.Calles como coruña, donde los coches aparcan a ambos lados de la calle en una curva muy peligrosa,por donde tambien pasan peatones y si a eso le añadimos los vehiculos que bajan la calle en direccion prohibida,no es de extrañar que un dia pase un accidente de grabes consecuencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.