La plena municipalización de la vía irá acompañada de una inversión de 1,6 millones de euros por parte de la Corporación Insular para el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 3,190 y 4,130, lo que permitirá la sustitución de la antigua travesía, con problemas de tráfico y movilidad peatonal, por una avenida que unirá la rotonda del Becerril con el Puente de los Tres Ojos.

Tras el acto de hoy, el tramo tendrá la condición de vía de titularidad municipal, correspondiendo al Ayuntamiento la responsabilidad de su mantenimiento, conservación y explotación.

La obra da continuidad a otra anterior que en 2008 afectó al tramo situado entre los puntos kilométricos 2,0 y 3,2 de la carretera y “permitirá la sustitución de una travesía, con problemas de tráfico y movilidad peatonal, por una avenida que unirá la rotonda del Becerril con el Puente de los Tres Ojos”, según Sánchez, quien destacó la importancia que ello tendrá para el municipio ya que “buena parte de la actividad comercial de Gáldar se desarrolla a lo largo de esta vía”.

En concreto, se actuará en el tramo entre la Bajada de Las Guayarminas-El Becerril y la junta de dilatación situada en el tablero de la estructura del Puente de los Tres Ojos.

El proyecto, cuya ejecución supondrá una inversión de 1,6 millones de euros y durará unos siete meses, supondrá una serie de importantes mejoras para la zona.

En un primer tramo (primeros 120 metros del área donde se va a intervenir: zona comercial), se creará una mediana de cuatro metros de ancho para mejorar los giros con ayuda de un carril trenzado y viales con trazados y sobreanchos.

En un segundo tramo (cien siguientes metros: zona de las paradas de guaguas), habrá dos carriles centrales (uno para cada sentido de la circulación) acotados por dos medianas que mantendrán la actual arboleda y, a continuación, un segundo carril auxiliar con zona de aparcamientos o carril bus, según el margen. Además, se ampliarán las aceras.

Menos modificaciones experimentará el tercer y último tramo debido a la presencia de viviendas en los márgenes.

Dado que la Bajada de Las Guayarminas es la única vía de comunicación longitudinal de Gáldar, se hará hincapié en la necesidad de compatibilizar el desarrollo de los trabajos con el mantenimiento de la circulación de la vía, intentando minimizar su impacto sobre el tráfico de vehículos por la zona. Para ello, la mayoría de los trabajos se realizarán ocupando un solo carril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.