La primera moción debatida fue la presentada por el Partido Popular en relación al estado de los campos de fútbol de Barrial y Sardina. Por parte del grupo de gobierno, Encarnación Ruiz contestó a José Luis González acusándolo de “haberse tirado al charco sin haber mirado la profundidad” al aclararle al edil del PP que su propio partido en el Cabildo ha negado financiación a través de subvenciones para las instalaciones deportivas galdenses, asegurando que no cuentan con partida presupuestaria. Finalmente, la moción fue aprobada por unanimidad, después de que el alcalde reprochara nuevamente al PP que “prefieren hacer un macroestadio de 70 millones de euros como el Gran Canaria Arena antes que ayudar a los municipios a mantener el deporte de base”, criticó.

En un segundo punto en el orden del día se debatió la moción de Coalición Canaria instando al Gobierno canario y a la Demarcación de Costas a mejorar las instalaciones de las piscinas naturales de todo el municipio y especialmente de las situadas en El Agujero y Bocabarranco. El alcalde acusó a Costas de ser “propietaria de las zonas costeras para lo que les interesa, pero no para invertir en arreglar los problemas que existen” y quiso recordar que Gáldar ha hecho los deberes para la legalización de los barrios costeros galdenses, presentando toda la documentación relativa a los servicios públicos y al planeamiento histórico existente en dichos barrios desde 1985.

El grupo de gobierno presentó al pleno de este mes una moción para rechazar la reforma electoral del Gobierno de España que pretende elegir a los alcaldes de forma directa cuando cuenten con más del 40% de los votos. Para Encarnación Ruiz, portavoz socialista que defendió la moción, calificó la reforma de hecha a última hora, deprisa y sin consenso para perpetuar al PP en aquellos municipios donde saben que ahora mismo tienen problemas para volver a ganar las elecciones. El portavoz de BNR-NC, Carlos Ruiz, dijo que “la reforma responde más a intereses electoralistas que a los intereses de los ciudadanos, y sólo sirve para reforzar el bipartidismo en detrimento de la pluralidad, hay que trabajar más en sintonía con los ciudadanos y menos en intentar buscar la poltrona definitiva”, aseveró. Finalmente, la moción fue aprobada por todos los votos del pleno excepto los del Partido Popular y Aladino Suárez, que aunque ha dimitido del PP en Gáldar se mantiene en las filas populares en el Cabildo.

El grupo de gobierno también aprobó el nuevo techo de gasto para los presupuestos de 2015. Según informó la concejala de Hacienda, Eva Martínez, será de unos 16 millones de euros, dentro de los parámetros marcados por el Ministerio de Hacienda, contando además con más de 4 millones de euros de superávit. Además, el Ayuntamiento prepara una inversión con fondos propios de más de 785.000 euros para mejorar distintas políticas públicas a lo largo de todo el municipio. Además, se prevén otros 90.000 euros de transferencias corrientes a través de ayudas para la labor que realizan distintas organizaciones municipales. Finalmente, el techo de gasto se aprobó con los votos a favor del grupo de gobierno y José Juan Rodríguez. CC, PP y Aladino Suárez se abstuvieron.

En otro de los puntos, el grupo de gobierno aprobó la adaptación de las tarifas de vados en el municipio a los horarios comerciales específicos, de forma que la nueva tarifa va a contemplar distintas modalidades, permitiendo la posibilidad de vados activos únicamente durante determinadas horas diarias, con el consiguiente descuento económico. De esta forma, el vado de 24 horas seguirá costando 54 euros, y se añaden modalidades más económicas a partir de 23,76 euros. Finalmente, este punto se aprobó con los votos del grupo de gobierno y José Juan Rodríguez, y con la abstención de Aladino Suárez, PP y CC.

El Ayuntamiento también aprobó la adhesión al convenio de la Mancomunidad de Ayuntamientos del Norte para la gestión de residuos eléctricos. Finalmente, la moción fue aprobada por unanimidad por todos los grupos políticos en el Consistorio.

Por último, con los ruegos y preguntas se cerró la que constituye la primera sesión plenaria ordinaria del nuevo curso político con el horizonte electoral del próximo mes de mayo a la vista. El Ayuntamiento se adentra ahora en la elaboración del cierre de las cuentas de 2014 y del nuevo presupuesto para 2015, marcados ambos por la notable mejoría económica que el Consistorio ha alcanzado en los últimos ejercicios.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.