Desde el conocido como “cruce de los garajes” y toda la zona de los Pinos de Gáldar permanecen a esta hora cubiertos por un intenso manto blanco que supera los varios centímetros de espesor, una imagen totalmente atípica en estas cotas.

Durante toda la tarde del jueves la temperatura en la zona rozó los 0 grados e incluso granizó con fuerza en el pago de Juncalillo. Las mismas precipitaciones se repitieron esta mañana en el casco de Gáldar, donde el mercurio descendió en algunas zonas hasta los 11 grados.

Cabe recordar que el Cabildo ha limitado el acceso al centro de la isla debido a las placas de hielo que hay en prácticamente todas las carreteras, lo que hace peligrosa la conducción por las mismas.

El consejero de Emergencias, Juan Manuel Brito, aseguró hoy que si no llega a ser por la decisión de cerrar las carreteras, habrían subido mil o dos mil vehículos por la curiosidad de ver la nieve y se hubiese producido un gran número de accidentes y situaciones totalmente fuera de control.

El cambio de temperatura está siendo uno de los problemas, ya que la subida descongela la nieve caída y la bajada la convierte en hielo, de modo que la cota de nieve ha bajado hasta los 1.500 metros, pero la congelación de nieve y agua en la calzada ha bajado incluso a los 800 metros.

La situación de prealerta se mantiene por la persistencia de lluvias, viento y nieve y la peligrosidad afecta también a las áreas recreativas, que permanecerán cerradas hoy y mañana, incluso para las personas que ya tuvieran permisos porque se trata de una situación de emergencias superior a la concesión de autorizaciones previas, mientras que su posible apertura el domingo queda pendiente de la evolución meteorológica.

El director técnico del Plan de Emergencias Insular (PEIN), Federico Grillo, subrayó que en estos momentos el problema es de seguridad ciudadana y recordó que hace unos años se produjo una nevada que acabó con cientos de personas atrapadas en la cumbre, y que están actuando para evitar una situación similar.

En estos momentos, detalló, el operativo desplazado a la cumbre entre todos los servicios, del Cabildo y otras instituciones, como policías locales, guardias civiles, carreteras, medioambiente, bomberos y protección civil, entre otros, ronda las 300 personas para garantizar la seguridad en la cumbre, si bien sin la colaboración ciudadana “no se podrá lograr”, subrayó el consejero.

Cuando pase el temporal, se pondrá en marcha el trabajo necesario para organizar un circuito por el que la ciudadanía podrá acceder con seguridad a las zonas nevadas.

Litros caídos

Durante el día de ayer se recogieron 75 litros de lluvia por metro cuadrado en Tejeda y más de 100 en Artenara, aunque de momento es una lluvia que cae de manera repartida a lo largo del día, no en forma de trombas, por lo que no está produciendo problemas de inundaciones ni similares, al contrario, producirá un efecto de acumulación beneficioso.

Asimismo se han registrado algunos incidentes sin gravedad, como un grupo de 5 coches que se quedaron bloqueados y tuvieron que ser retirados con grúas.

El Cabildo de Gran Canaria informará de los riesgos, previsiones y recomendaciones a través de sus redes sociales en Facebook y Twitter, ya que los cambios en vías y accesos se producen casi minuto a minuto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.