El I Concurso Nacional de Fotografía y Relatos Otromundoesposible está compuesto por dos actividades, una de fotografía y otra de relatos. Y precisamente en esta última categoría resultó vencedora la niña galdense Nayara Alemán Mateos con su relato titulado “El mundo que me gustaría”.
Nayara ha anunciado que donará el importe íntegro del premio, que irá destinado a la investigación sobre las llamadas enfermedades raras. Se da la circunstancia de que su hermana padece una de estas enfermedades, por lo que Nayara donará su premio para contribuir con su granito de arena a que se siga investigando sobre este tipo de enfermedades, de las que en muchos casos se desconoce el origen.

El premio consistirá en un diploma y una tablet, además de una donación en nombre del galardonado de 700 euros para el Fondo de Investigación de Enfermedades Raras que tiene constituido FEDER con su fundación.

Nayara fue también una de las finalistas en el concurso sobre diversidad literaria titulado “Sensibilización sobre la violencia de género”, el pasado mes de diciembre, siendo la única menor de nacionalidad española premiada entre más de 2.000 participantes de todo el país y Latinoamérica.

Lea aquí el relato de Nayara “El mundo que me gustaría”:

El mundo que me gustaría es donde los niños acepten a mi hermana como una más, que no la vean y huyan de ella porque les da miedo, porque dicen que su cara es rara.

Sé que desde que nací, tengo una hermana con un don especial como dice mi madre, eso me hace luchar y quererla más aunque a veces termine cansada, sufro mucho en silencio al ver como se ríen de ella, no la invitan a cumpleaños, mi madre lucha mucho por ella, yo la intento ayudar también jugando, haciendo los deberes, ya empezó a leer y escribir, sé que mi madre me dice que yo tengo que hacer mi vida y jugar, pero no puedo dejar de ver a mi hermana como algo mío, no puedo verla llorar, sólo deseo que las personas entiendan que hay niños con problemas y no por eso tienen que darle de lado sino más cariño.

Yo lloro en silencio, pero sé que ella es feliz, juega, le encantan los dibujos, sólo deseo que no la discriminen como hacen los niños y las personas, mamá ha iniciado una campaña de concienciación con las enfermedades raras y psíquicas y parece que ahora tenemos más amigos, más personas que se preocupan y eso me llena de felicidad.

Yo sólo deseo que mi hermana sea feliz, si ella lo es, yo también lo seré y que mi madre siga luchando que yo la ayudaré a conseguirlo, por mi hermana y por todos los niños que tienen discapacidad, porque todos somos iguales y todos tenemos corazón y sentimos.

Carmen Nayara Alemán Mateos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.