Así lo anunció su presidente, Antonio Morales, tras reunirse con los alcaldes de estos municipios, Francisco Perera, Juan Ramón Martín, Teodoro Sosa y Roberto García, además de los consejeros de Cultura, Carlos Ruíz, y Medio Ambiente, Juan Manuel Brito, para explicarles la estrategia de la Institución insular para avanzar con éxito hacia el objetivo de lograr la declaración de Patrimonio Mundial.

Se trata de un camino de al menos tres años que incluirá infinidad de acciones y reuniones periódicas con los cuatro ayuntamientos implicados, que en esta reunión pudieron conocer, por ejemplo, que el proyecto no conlleva más medidas de protección del entorno que las ya existentes, que el cualquier caso son las máximas. Ello allana el camino hacia su declaración con el máximo reconocimiento de la Unesco porque es un trabajo ya adelantado, así como el hecho de que cada vez se descubran nuevos valores, como que el templo astronómico que protagoniza el conjunto no tiene parangón en las 100.000 islas del planeta.

Así, los técnicos del Cabildo les entregaron abundante documentación, incluido material cartográfico detallado, para que manejen toda la información necesaria, puesto que además es imprescindible que los vecinos se sientan partícipes del proyecto, lo respalden y se impliquen, no solo porque es uno de los aspectos que tiene en cuenta la Unesco, sino porque se trata de un beneficio para Gran Canaria en general y la activación económica de estas localidades en particular, subrayó el presidente.

Y es que la candidatura a Patrimonio Mundial finalmente lograda está conformada por Risco Caído y Acusa, en Artenara, el Roque Betayga, en Tejeda, Tamabada, en Agaete, y Barranco Hondo, en Gáldar.

Por su parte los alcaldes, que no ocultaron la ilusión que les produce el proyecto al entender que generará nuevas oportunidades de desarrollo para sus municipios, se comprometieron a trasladarlo a sus vecindades y asociaciones.

Asimismo, celebraron que cuente con ficha financiera del Cabildo y quedaron emplazados a una próxima visita a Risco Caído porque “viéndolo es cuando verdaderamente se da uno cuenta de la dimensión y el valor que tiene el proyecto”, explicó Carlos Ruiz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.