En un acto entrañable y emotivo, el Ayuntamiento de Gáldar brindó este viernes un homenaje a los maestros galdenses jubilados el pasado curso escolar, reconociéndoles su labor educativa y docente así como su larga trayectoria profesional, durante décadas, por los centros educativos del archipiélago. Teodoro Sosa, alcalde de Gáldar, alabó su vocación y reconoció que con esta ceremonia el municipio cuenta con una magnífica ocasión para manifestar el orgullo y reconocimiento por su importante contribución a una sociedad mejor y más formada.

En el acto, al que asistieron miembros de la comunidad educativa, las familias de los homenajeados y los vecinos de esta ciudad, que arroparon con su presencia el acto del Día del Enseñante, se percibió, tras escuchar sus semblanzas, la nostalgia que sienten al llegar a este momento de decir adiós a las aulas, aunque la vocación siga para siempre dentro de todos ellos.

Ana María Mateos Jiménez, Antonio Rodríguez Rodríguez, Antonia Silva Vega, Manuel Padrón Gutiérrez, Josefa del Carmen García Gil, Jesús Guerra Montesdeoca, Delia Rodríguez Padrón, Miguel Suárez Guillén, Francisca Acosta Gutiérrez y Juan José Mendoza Gil recibieron la admiración y la gratitud de más de 30 años de trabajo en las aulas. Desde la Concejalía de Educación que representa María Rosa Quintana se destacó precisamente el valor del aprendizaje en conocimientos y valores que requiere de la vocación que impregna esta profesión.

En nombre de los homenajeados habló Ana María Mateos quien pidió en su intervención que “ mimemos y cuidemos a todos los docentes, que en su día a día
están con personitas que son nuestro futuro. Ellos y ellas son nuestras familias. Digo esto, en el sentido, que no es una profesión cualquiera, con todo mi respeto al resto de las profesiones, es decir, no trabajamos en un despacho, ni en un laboratorio, sino que educamos, le ayudamos en su formación, en su educación en valores para que sean buenas personas. Y estamos tan poco valorados..”

Es por ello, destacó el alcalde, que este día del Enseñante no pasa desapercibido sino que “lo celebramos brindando un reconocimiento a ustedes, los que años tras año van llegando a su merecida jubilación y descanso. Para que recuerden ahora que todo lo que aprendieron sus alumnos no lo hubieran aprendido sin ustedes y para que no olviden lo importante que han sido para Gáldar, cuna de grandes maestros”.

Asimismo, Teodoro Sosa tuvo un entrañable recuerdo y palabras de elogio hacia Carmelo Padrón Díaz, catedrático de la ULPGC, a quien recordó y valoró en este día dedicado a la enseñanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.