Gáldar celebró este domingo la procesión de retorno con las imágenes de San Sebastián, San Amaro y San Buenaventura hasta la ermita del santo mártir en el barrio que lleva su nombre. Sobre las 20 horas partía la comitiva desde el Templo de Santiago para llegar, minutos más tarde, a la Plaza de los Heredamientos, donde tradicionalmente se celebra la Plegaria del Agua.

Este año el encargado de pronunciarla fue don Agustín Monroy, cura párroco de la iglesia de Santiago entre 2004 y 2014, cuando fue sustituido por don Manuel Reyes. Don Agustín se refirió al agua como el líquido elemento purificador que une a todas las religiones. La “hermana” agua que da la vida y dio origen a la civilización.

Pero también denunció el trato que el nivel de desarrollo actual da a este líquido tan preciado, contaminando los mares y los ríos. Monroy concluyó su intervención rogando a los santos su mediación para que nos acerque el “agua de la tierra, pero también el agua del cielo”.

Posteriormente, la procesión continuó hasta el barrio de San Sebastián, donde tuvo lugar al finalizar una merienda con dulces y chocolate preparado por los vecinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.