Del 15 de septiembre de 1968 al 15 de septiembre de 2018 han pasado cincuenta años. Demasiado tiempo para cerrar una herida que abrió por la sinrazón política y la barbarie que vivía España en aquellos tiempos. Por eso, Gáldar celebró este sábado un acto de homenaje a los represaliados de los llamados “Sucesos de Sardina” en un acto que pretende, como dijo el alcalde, Teodoro Sosa, “homenajear a quienes nunca fueron reconocidos”.

Aquel triste domingo, un grupo de trabajadores de la aparcería y la empresa Satra, encargada de realizar los trabajos de la variante de Silva, se reunieron en la cala de Martorell tras ser estafados por empresarios y terratenientes primero e ignorados por el Sindicato Vertical después y acudir al Partido Comunista para buscar soluciones. Entonces, dos miembros del servicio de información de la Guardia Civil de paisano hicieron presencia en la zona, advirtiéndoles que debían abandonar la zona, pero al rato se marcharon y les dejaron celebrar el almuerzo

Ya por la tarde llegaron unos diez agentes de la guardia civil de entonces, uniformados y ordenando que se “levantara el campamento”. “Nos obligaron a llevarnos todo y nos dirigimos hasta las guaguas, pero al llegar estaban precintadas”, afirma Del Toro.

Precisamente José del Toro recordó hoy lo sucedido desde la misma cala donde hace cincuenta años sufrió la más dura represión de la dictadura. “Nos agarramos codo con codo mientras marchamos en manifestación hacia la playa de Sardina y fue entonces cuando comenzaron los disparos al aire, ordenados por el comandante Díaz Otero. Fue precisamente este quien, viendo que los agentes no disparaban a los manifestantes, quien quitó el arma a un agente y “disparó a matar” a los civiles, hiriendo gravemente a Jesús Redondo Abuín y Lorenzo Felipe.

Muchos de los manifestantes fueron arrestados y juzgados en consejo de guerra, llegando a ser sentenciados con hasta once años de cárcel por estos sucesos.

Estos acontecimientos tuvieron repercusión internacional, convocándose manifestaciones en solidarización con los detenidos en Bruselas y otras zonas de Europa.

A todos estos valientes, hombres, mujeres y niños, que iniciaron la lucha por sus derechos en “búsqueda de un mundo mejor, más justo y democrático” rindió homenaje el Ayuntamiento de Gáldar, con la elaboración de un mural conmemorativo realizado por la Academia de Dibujo y Pintura “Josefa Medina”, bajo la batuta de su director Raúl Mendoza, y que durante la noche sufrió un atentado con un lanzamiento de pintura sobre la representación de los manifestantes.

Sobre esta acción ironizó el propio creador, Raúl Mendoza, quien afirmó que el atacante había elegido un color “azul” que iba acorde con los uniformes de la Policía Armada que tanta represión impuso durante los años de la dictadura. Además, la mancha, al recaer sobre los civiles, parece como si fuera un disparo que parte de los agentes hacia los manifestantes.

El alcalde también se refirió a este ataque como una clara señal de que “queda mucho por hacer” para cerrar heridas abiertas después del golpe militar de 1936 y su posterior guerra.

En el acto estuvo presente Unai Sordo, secretario general estatal de Comisiones Obreras y el consejero de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Carlos Ruiz, quien recordó las labores que desde su consejería se han puesto en marcha durante este mandato para recuperar los cuerpos de represaliados en el pozo Tenoya y las gestiones que se están realizando para avanzar en la Sima de Jinámar.

La opinión casi unánime de los asistentes es que el mural debe dejarse como está, con esa mancha “azul” humillando a quienes lucharon por la libertad y la democracia, como si de un aviso de que si no conocemos la historia estamos condenados a repetirla se tratara.

 

ENLACE A LA GALERÍA DE IMÁGENES.

Comentarios

  1. Enhorabuena a los compañeros de galdaraldia.es por su trabajo en ese tema, imprescindible para que se conozca la verdad, sin tapujos, de lo acaecido hace 50 años en nuestra ciudad, siendo Sardina un hito histórico en cuanto a la libertad de la clase obrera, del sindicalismo de CCOO , contra la dictadura. A todos quienes han hecho posible esta conmemoración muchas gracias en nombre de los ciudadanos que estuvieron en los Sucesos de Martorell, y que ayer lo rememoraron, aunque no lo pudieron hacer público están muy agradecidos al Ayuntamiento de Gáldar por ese precioso moral y placa conmemorativa. Debemos felicitarnos todos quieres luchamos por la libertad y la Democracia, sobre todo por la clase obrera, la más humilde y muchas veces tan indefensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.