El Cabildo de Gran Canaria ha aprobado la distribución de 5 millones de euros a los 21 municipios de Gran Canaria según el número de parados que tenían en febrero y el incremento que tuvieron en marzo para la contratación de más de 500 desempleados con el fin de contrarrestar la pérdida de empleos y hacer frente a las necesidades de personal que tienen los ayuntamientos debido a la crisis sanitaria. 

Este plan de empleo de la Institución insular distribuirá 630.000 euros a razón de 30.000 euros para cada municipio, mientras que 3.370.000 serán distribuidos según los desempleados de febrero y 1.000.000 según el incremento de parados en marzo, detalló el consejero de Empleo, Juan Díaz.

De este modo, la capital grancanaria dispondrá de casi 2 millones de euros, seguida por Telde, municipio al que corresponderán 622.000 euros y Santa Lucía recibirá 438.000 euros. Por su parte, San Bartolomé de Tirajana contará con 292.000 euros, e Ingenio con 242.000 euros.

Los contratos de este plan de empleo tendrán una duración de entre 6 y 12 meses, salvo en los casos de extinción contractual y sustitución, en los que la duración podrá ser inferior, mientras que la jornada laboral será igual o superior al 75 por ciento. 

Los ayuntamientos y sus entidades públicas vinculadas podrán contratar perfiles que se ajusten a las necesidades de empleo de su población, aunque el 30 por ciento estará reservado para las ocupaciones profesionales derivadas de las necesidades de cada entidad.  

Por ello, podrán solicitar, por ejemplo, la contratación de trabajadores sociales para hacer frente al aumento de peticiones de ayudas de emergencia y para atención a domicilio, así como de auxiliares de administración y técnicos para agilizar la redacción de proyectos de obra para reactivar la economía cuando acabe el estado de alarma.

El plazo de ejecución de este plan será hasta el 30 de octubre de 2021y los contratos deberán iniciarse en el plazo máximo de tres meses desde la resolución del procedimiento. 

Impacto de la crisis

Esta crisis sanitaria y la declaración del estado de alarma están teniendo un impacto directo en la economía y en la sociedad. En relación a la hostelería ha dejado un 31 por ciento más de personas desempleadas en marzo, mientras que la categoría de otros servicios, que engloba sectores como actividades administrativas, artísticas, empleo doméstico, actividades financieras y de seguros, ha tenido un 35 por ciento más. En estos dos sectores, la franja de edad de 25 a 44 años es la más afectada, con un 19 y 21,7 por ciento, respectivamente. 

A estos sectores le siguen el comercio con 15 por ciento, la construcción con un 12, la industria con un 4,6 y el sector agrícola con 0,4 por ciento. En relación al sexo, el 3.347 de los nuevos parados son hombres y 2.959 son mujeres. 

En estas circunstancias excepcionales, la gestión de la administración pública debe estar orientada a proteger el empleo, ayudar a los más vulnerables y mantener el tejido productivo, explicó Díaz, quien agregó que el verdadero alcance de esta crisis se notará en los próximos meses. 

Este plan de empleo es una de las más de 30 medidas por más de 140 millones de euros puestas en marcha por el Cabildo para reforzar los servicios públicos, en especial los esenciales, apoyar a las personas más vulnerables afectadas y reactivar la economía de Gran Canaria.

El Cabildo de Gran Canaria trabaja desde el inicio del estado de alarma para contrarrestar los efectos socioeconómicos de esta situación, de manera que aprobó dos paquetes de medidas y proseguirá tomando todas las medidas necesarias para afrontar esta crisis sanitaria derivada del coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.