La reducción de la deuda municipal del Ayuntamiento de Gáldar también se está notando en los impuestos que pagamos los ciudadanos. El ratio de endeudamiento público ya es menor del 75% desde 2016, lo que ha permitido que el grupo de gobierno BNR-NC en el Ayuntamiento de Gáldar lleve a cabo importantes reducciones y bonificaciones de impuestos. Además, se ha contenido la subida de otras tasas de servicios públicos municipales que han sufrido los recortes del Gobierno de Rajoy y las subidas impuestas por el Cabildo grancanario cuando gobernaba el Partido Popular en la anterior legislatura.

1. Contribución urbana: el IBI congelado en 2014 y reducido en 2015

El pleno extraordinario del Ayuntamiento de Gáldar celebrado el 12 de junio de 2014 cancelaba la subida prevista en el Plan de Ajuste que el Ministerio de Hacienda había impuesto al Consistorio y que pretendía elevar el tipo impositivo del IBI año a año hasta llegar al 0,72 en 2022. En este pleno, el grupo de gobierno BNR-NC congela el tipo impositivo del IBI en el 0,62 para el ejercicio 2015.

Al año siguiente, en el pleno ordinario del 30 de julio de 2015, la mejoría económica del Ayuntamiento permite que el grupo de gobierno reduzca el tipo impositivo al mínimo legal que permite el Ministerio de Hacienda, hasta el 0,60. Además, el Ayuntamiento galdense se ha negado en todo momento a elaborar una nueva ponencia de valores que suponga un aumento de la base imponible y un claro aumento del impuesto que más grava al bolsillo de los ciudadanos galdenses.

2. El impuesto de vehículos: el IVTM congelado en 2016, impidiendo la subida exigida por el Ministerio

En el pleno ordinario del 26 de mayo de 2016 la concejala de Hacienda, Valeria Guerra, proponía la congelación del tipo impositivo del IVTM en el 1,59, impidiendo la subida progresiva año a año que exigía el Ministerio de Hacienda hasta el 1,75 en el año 2022.

3. Bonificación de los precios públicos de la Escuela de Música para las familias con menos recursos

En el pleno ordinario del 27 de julio de 2017, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Gáldar, Julio Mateo Castillo, propuso la bonificación en el precio público para acceder a cualquiera de los estudios de la Escuela de Música de Gáldar para aquellas personas o unidades familiares que no superen como renta los 707,70 euros del Salario Mínimo Interprofesional, aprobándose para ellas una bonificación del 50% para las unidades familiares que no superen dichos ingresos con el objetivo de evitar que cualquier persona con inquietudes musicales se vea privada de los estudios.

Además, se bonifica al 50% el precio público de las asignaturas para las familias numerosas de carácter general y al 100% para las familias numerosas de carácter especial.

4. La Universidad Popular también reduce sus precios al 50%

Igualmente, en el mismo pleno anterior, la concejala de Educación, María Rosa Quintana, planteó la reducción al 50% del precio de los cursos de la Universidad Popular, que fue aprobada por unanimidad. Con esta medida se persigue que no se suspendan cursos promovidos por la UP debido a la falta de alumnado, pero además, en caso de no cubrirse el mínimo de alumnos por curso, el Consistorio abonará el importe hasta completar dicho cupo con el objetivo de que no se suspendan nuevas actividades debido a la falta de quórum.

5. La tasa por derechos a examen se reduce y se bonifica también para personas con menos recursos

En el mismo pleno ordinario de julio de 2017, a propuesta de la concejala de Hacienda, Valeria Guerra, se modificó también la ordenanza fiscal reguladora de expedición de documentos administrativos, concretamente los derechos a examen, que establece a partir de ahora un precio de 30 euros para las pruebas selectivas de acceso a la función pública del grupo A. El resto varía en función del grupo, siendo el mínimo de 10 euros. Para pruebas selectivas para cubrir plazas en régimen laboral temporal o de interinidad la tasa va desde 5 a 15 euros, con bonificación del 50% en la cuota si los ingresos de la unidad familiar son inferiores al SMI.

6. El agua: el Ayuntamiento soporta el aumento del coste tras eliminar Rajoy las subvenciones al agua desalada

El agua de abasto en Canarias ha sido una de las grandes perjudicadas de los recortes llevados a cabo por el Gobierno del Partido Popular a nivel nacional. Se han reducido al mínimo las ayudas a los altos costes que conlleva la producción de agua desalada en las potabilizadoras. El coste de la electricidad también ha aumentado, más de un 60% en los últimos años, por lo que la producción de agua en Gáldar es ahora mucho más cara que hace años, y sin embargo el Consistorio galdense ha contenido el aumento de los precios, asumiendo directamente los costes con fondos propios para que no repercutan en el bolsillo de sus ciudadanos.

7. La tasa de recogida de residuos sólidos urbanos se mantiene

Idéntica situación la vivida por la tasa de recogida de ‘basura’. En el año 2014, el PP en el Cabildo de Gran Canaria sube un 227% la tasa de depósito de basuras en los vertederos. En concreto, se estimaba que cuando la nueva tasa repercutiera en los recibos que pagan los ciudadanos de Gáldar, se pasaría de pagar los 67 euros anuales actuales a más de 100 euros, con recibos trimestrales de más de 25 euros, frente a los 16 euros actuales, lo que suponía casi llegar a duplicar cada recibo. Sin embargo, el Ayuntamiento de Gáldar, una vez más, ha contenido esta subida y la ha asumido con fondos propios para evitar que afecte directamente a los ciudadanos.

8. Las tasas por uso de instalaciones deportivas también a la baja

El pleno ordinario del 23 de diciembre de 2014 aprobó también la modificación de la Ordenanza Fiscal reguladora de las tasas por uso de instalaciones deportivas del Ayuntamiento de Gáldar. Se actualizaron los precios de las instalaciones deportivas ante las peticiones de diferentes colectivos que plantearon que el precio de las instalaciones hacía que se fueran a otros municipios o dejaran de practicarse determinados deportes. Así, el Ayuntamiento bajó los precios con el objetivo de impulsar la actividad deportiva.

En 2016, en el pleno ordinario del 25 de febrero, volvieron a ser revisadas a la baja a propuesta del concejal del área, Ancor Bolaños. Con los votos a favor del grupo de gobierno se aprobó también la ordenanza fiscal reguladora de prestación de servicios de las instalaciones municipales, por la que se regularizó el precio del uso de las instalaciones para adecuarlo a los servicios prestados. La intención, según explicó el concejal Ancor Bolaños, es que los abonados disfruten de mejoras, reduciendo la tarifa de mantenimiento y también el alquiler del fútbol 7. Sin embargo, esta propuesta no contó con el apoyo de ningún grupo de la oposición: PP y PSOE votaron en contra, mientras que CC y UxGC se abstuvieron. El sentido del voto de la oposición sorprendió al concejal que espetó que “nada más tenía que decir” ante esta acción de los grupos de la oposición. El alcalde, Teodoro Sosa, también afeó a los grupos que siempre votan en contra, pero nunca presentan alegaciones.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.